domingo, 14 de mayo de 2017

A medida que envejecemos los "Déjà vu" disminuyen

Puede ser el momento más cotidiano, y, de pronto, sientes el extraño misterio de reconocer exactamente eso que estás viviendo, con todo y las sensaciones involucradas. Si estás en un lugar muy familiar, podría parecer algo normal, pero sabes que la sensación es distinta, una especie de certeza sobre el pasado de la experiencia.

Esta sensación ha sido vivida por prácticamente todas las personas. Conocida como Déjà vu (que en francés significa lo “ya visto”), está asociada a una especie de "reinicio" que hace la mente para poner a prueba su capacidad de memoria y comprobar que funcione perfectamente (mientras hace asociaciones de recuerdos, entonces sientes este fenómeno). Esta sensación se suma a otras por el estilo como el jamais vu (nunca visto) que refiere, al contrario, a la sensación de extrañeza de algo sumamente familiar, o el déjà entendu, la sensación de que ya hemos escuchado y asimilado algo que oímos.

Aunque el Déjà vu es un fenómeno generalizado, este tiende a disminuir con la edad, y diversos estudios vinculan este decrecimiento a la dopamina, neurotransmisor cuyos niveles son más altos en el organismo de personas de entre 15 y 25 años.

Con el tiempo, también el cerebro deja de hacer con tanta frecuencia este tipo de revisiones. Al respecto, el neurocientífico de la Universidad de Saint Andrews Akira O’Connor, explica: Podría ser que algunas personas tuvieran una menor tendencia a detectar errores en sus recuerdos.

También el Déjà vu tiene que ver con la tendencia asociativa de la mente. Buscamos patrones y referencias que ya traemos para entender la realidad, y en este escaneo de recuerdos, es cuando se presenta. Algunos científicos más aventurados como el físico teórico (especialista en la Teoría de Cuerdas) Michio Kaku, apuntan a que, el Déjà vu, podría ser una especie de recuerdo de una vivencia pasada en una dimensión que no es esta.

Lo cierto es que mientras más viejo menos de estas experiencias tendrás, y también el que, no obstante las explicaciones científicas, siempre queda una sensación de misterio al respecto de esta experiencia.



"Hounds of love" la película mas perturbadora que verás este año


Un dildo asomando desde el interior de una maleta.

Unas muñecas amoratadas encadenadas a una barra de hierro.

Un hombre que carga un objeto pesado envuelto en lonas hasta el maletero de su coche.

Una mujer que recoge kleenex ensangrentados del suelo, junto a una cama, antes de salir al patio a tender la ropa.

Todos esos planos son episodios de normalidad, y también pistas sobre las duras experiencias a las que se ve sometida la protagonista más joven de Hounds Of Love, una historia de abusos, desapariciones, obsesiones sexuales y asesinatos en serie que muchos están elevando como una de las películas más horrorosas del año.

Horrorosa, sí. Pero en el buen sentido. O al menos no en el malo.

O sea, una buena película que retrata grandes horrores. Y lo hace sin barreras.

La acción se sitúa en un suburbio anodino de Perth (Australia) a mediados de los 80. Por allí se mueven John y Evelyn White, una pareja aparentemente normal... con un hobby nada normal: a ellos lo que le gusta es coleccionar colegialas. Raptar. Torturar. Matar. Esa es su Santísima Trinidad. Esa es su rutina de pareja. Puros demonios.

Un buen día, John y Evelyn se fijan en Vicki Maloney. Ella se sube a su coche y...

Cuando se da cuenta del lío aciago en el que se ha metido, Vicki decide contraatacar. Debe encontrar una manera de hacer cuña entre Evelyn y John si quiere sobrevivir. Debe agrietar su relación, dinamitar su alianza. Pronto ambos pasarán a ser víctimas de sus propios juegos.

Como si fuera un Hanecke menos morboso, Ben Young le da una vuelta de tuerca al cine sobre asesinos en serie mientras explora asuntos propios de las dinámicas de pareja, las relaciones materno-filiales y la opresión patriarcal.

Hounds of Love es cine que golpea en las tripas, pero no es 'torture porn'. Es cine del que emana una tensión acentuada e intensa capaz de perturbar. Duro de ver por momentos, sí. Pero como decían en Variety tras el estreno del filme en el Festival de Venecia: “ Las audiencias valientes serán recompensadas”.


El día de la madre es un chiste

Doodle de Google en homenaje al día de las madres que se puede ver hoy en el buscador

Hoy en Uruguay, así como en otros varios paises, se celebra el día de las madres. Nuestro saludo y homenaje a través de la risa a todas las madres, no solo de aquellos países donde hoy se celebra esta fecha, sino a todas las mamás que acceden a esta página porque mas allá de esta fecha, el día de la madre debería ser cada día, y cada día es necesaria una sonrisa.








Curiosas y raras fotos de algunos famosos muy conocidos

Jackie Chan y Michelle Yeoh en una cena en algún momento a mediados de la década de 2000. Michelle fue Miss Malasia 1983 e hizo un comercial con Jackie lo que condujo poco después a su descubrimiento y su carrera. Los 2 han sido amigos desde entonces y han aparecido en numerosas películas juntos.

Samuel L Jackson posa para una revista en 1995.

Catherine Zeta-Jones haciendo una sesión de fotos para una revista de moda en algún momento a principios de 1990.

George Clooney arrestado durante una protesta frente a la embajada de Sudán en 2012. 

Buster Keaton con sus nietos en algún momento a finales de 1950.

Un joven y por entonces desconocido Johnny Depp con sus padres y primera esposa Lori Depp en 1983. Ella tenía 26 y él 20 años cuando se casaron. El matrimonio duró sólo 3 años.

El día que nos convertiremos en selfies

Por culpa de las fotos y los vídeos que todos hacemos con los móviles, llegará un día en que el mundo se dará la vuelta. Será cuando, con un solo clic más, de repente, habrá más imágenes virtuales que reales. Y a partir de ese momento, la realidad serán las imágenes y las imágenes seremos nosotros.


Esta nueva realidad residirá en la Nube. Un universo paralelo que nos acabará ignorando, pues sus habitantes, pese a ser una réplica exacta de nosotros mismos, vivirán al margen de nuestras miserias. En la Nube no habrá contaminación, ni incertidumbre, ni carencias, ni decepciones. Los sonrientes rostros de esas imágenes, nacidas de los miles de millones de selfis acumulados a lo largo del presente siglo, se organizarán a la perfección tal y como les enseñamos a hacerlo en nuestras pantallas: por fechas, por ubicaciones, por temas, por resoluciones…

La quietud será total. Incluso los vídeos permanecerán estáticos, dado que no tendrán quien los inicie. De hecho, su existencia será muy similar a la soñada por nosotros cuando imaginamos el Paraíso. Una vida apacible, contemplativa y eterna. El infierno será, en cambio, la vida en la Tierra. Sometidos por los robots de última generación, los seres mortales vagaremos por el planeta anclados a nuestra condición carnal y perecedera. Entonces intentaremos recordar cómo era todo en el pasado, pero no podremos. Porque las fotos y los vídeos, ya independizados en su propia Nube, se negarán a visitarnos.

Estábamos avisados. Susan Sontag, en su libro Sobre la fotografía, escrito incluso años antes de que los móviles incorporaran una cámara digital, ya dijo:

«El inventario comenzó en 1839 y desde entonces se ha fotografiado casi todo, o eso parece. Esa misma avidez de la mirada fotográfica cambia las condiciones del confinamiento en la caverna, nuestro mundo. Al enseñarnos un nuevo código visual, las fotografías alteran y amplían nuestras nociones de lo que merece la pena mirar y de lo que tenemos derecho a observar».

Y más adelante añade, casi como una advertencia: «Todo uso de la cámara implica una agresión».

Y esa agresión se está volviendo contra nosotros. De hecho, y siguiendo con la ficción, podemos decir que la única razón por la que Malthus falló en su informe sobre la sobrepoblación es porque se equivocó de protagonistas. Los grandes movimientos migratorios se están produciendo de la Tierra a la Nube, y es allí donde finalmente se constituirá una nueva forma de vida alumbrada por las redes sociales.

El día que interpusimos la cámara de nuestro móvil entre la realidad y nosotros, el mundo nos dio la espalda. Los lugares, los encuentros, los instantes y las conversaciones se refugiaron tras las pantallas decepcionados con nuestra apatía. Y ahora, desde la Nube, las imágenes nos miran con desapego, pues nuestra existencia es mucho más infeliz que la suya. Un doloroso final del que ni siquiera podremos lamentarnos, pues se trata de un final que, después de todo, nosotros comenzamos.




Convirtiendo canciones pop en carteles publicitarios

«¿Cómo es posible que nadie se hubiera dado cuenta de que Smells like Teen Spirit es un magnífico eslogan publicitario?» se preguntó David Redon un día. Este director de arte iba en metro escuchando a Nirvana cuando tuvo esa epifanía: «Mezclaré canciones modernas con anuncios antiguos de las décadas de los 50, 60 y 70 para rendir homenaje a esas magníficas canciones».


Las revelaciones son enigmáticas. En ocasiones el elegido no sabe la razón de algunas de esas obligaciones. Por ejemplo, ¿por qué anuncios de esas décadas en concreto?

«Creo que fue porque es la edad dorada de la publicidad. Son piezas rebosantes de color, de felicidad, son atractivas, enganchan y resultan muy divertidas. Incluso las puedes colocar en tu casa como si fueran arte. En el fondo creo que todos somos nostálgicos y que las cosas antiguas nos tranquilizan».

Después de los anuncios clásicos, Redon pensó que sería una buena idea extender su homenaje a otros territorios de la cultura pop.


«Mezclé los antiguos pósteres de películas de blaxploitation con temas de rap. Posteriormente combiné las portadas de novelas pulp con películas de Tarantino. En definitiva, lo que me gusta es crear mezclas entre cosas antiguas y modernas».

Las piezas de David Redon tienen diferentes niveles de lectura. La más evidente, la mezcla entre lo nostálgico y lo actual, pero hay otras. Por ejemplo, la relación entre arte y consumismo.

Casu marzu, el queso con larvas de mosca

El casu marzu (llamado también en sardo casu giampagadu, casu modde, casu becciu, casu fattittu', cassu 'attu, casu cundítu, o en italiano formaggio marcio) (los diferentes nombres se asignan según la región histórica de la isla de Cerdeña), es un queso típico de la isla italiana de Cerdeña, conocido por estar infestado de larvas vivas de moscas. Casu marzu significa "queso podrido" en un dialecto del sardo. 

Este queso se produce también en Córcega, donde se conoce como casgiu merzu.

Su receta proviene del método de elaboración del queso pecorino sardo, aunque el casu marzu va más allá, gracias a la acción digestiva de las larvas de la mosca del queso, Piophila casei. Estas larvas se introducen deliberadamente en el queso, lo que produce un nivel más acusado de fermentación y la rotura de los ácidos grasos. La pasta del queso se reblandece y segrega un líquido llamado "lágrima". Las larvas aparecen en el queso como gusanos blancos translúcidos de unos ocho milímetros de largo que pueden saltar hasta quince centímetros, por lo que se recomienda a los degustadores de este manjar que se protejan los ojos. Algunas personas limpian las larvas antes de consumirlas. El aspecto del queso es de pasta blanquecina, apreciándose las larvas.

Se pueden observar cuatro fases en el proceso de metamorfosis:

  • La puesta de los huevos de la mosca del queso
  • El desarrollo de las larvas que se alimentarán del queso
  • Estado de pupa
  • Eclosión de las larvas

Una vez desarrolladas las alas, el tiempo disponible para que las moscas depositen sus huevos es muy limitado:antes de morir deben encontrar otra forma de queso en el cual depositar los huevos, en los cuales se desarrollará luego la siguiente generación de moscas. En las fábricas de queso de todo el mundo, estas larvas son bien conocidas y se les teme porque atacan todos los tipos de queso. Partidas enteras de queso ya elaborado se pueden contaminar de manera irremediable y llegado este punto, sólo queda destruir parte de la producción del queso elaborado y proceder después a desinfectar los lugares de fabricación

La venta de este queso está prohibida en Italia, no así su fabricación casera. Asimismo, se puede encontrar en el mercado negro de Cerdeña.

Las normas técnicas emanadas de la Unión Europea ya no permiten la producción y está prohibida por las leyes la comercialización de este queso, ya que se contrapone a las normas higiénicas y sanitarias establecidas comunitariamente en la Unión Europea.

Para salvaguardar este producto la región de Cerdeña lo ha inscrito en la lista de productos agroalimentarios italianos tradicionales: este reconocimiento permite que la producción esté protegida por un período de 25 años para poder así solicitar una derogación de las normas higiénico-sanitarias comunes.

En el 2005, algunos ganaderos sardos en colaboración con la facultad de Veterinaria de la Universidad de Sassari, encargaron al Instituto de Entomología Agraria de Sassari llevar a cabo una crianza de Piophila casei en un ambiente controlado para así tener el control pleno de todo el proceso de producción con la intención de poder producir este queso de manera legal y con las garantías higiénicas adecuadas .

El Casu marzu está inscrito en el banco de datos de los productos agroalimentarios italianos tradicionales del Ministerio de políticas agrícolas, alimentarias y forestales. Forma parte de un grupo de alimentos que la región de Cerdeña desea proteger y se ha solicitado a la Unión Europea la denominación de origen para proteger la denominación de origen Casu marzu y protegerlo de la piratería alimentaria.

Lo que hay debajo de la piel de los Pokémones

Christopher Stoll, es el responsable de un alucinante proyecto bautizado como ‘PokeNatomy’ (juego de palabras entre Pokémon y anatomía). Lo comenzó para conseguir que los niños se interesasen en el mundo de la biología, habiendo cubierto los 151 Pokémon originales.

Para celebrarlo, Stoll ha decidido animarlos y convertirlos en GIFs, pudiendo ver de una manera más interactiva “lo que hay” debajo de la piel de los Pokémon más conocidos. Puedes ver su portfolio en su cuenta de Deviantart

A continuación te dejamos con algunos ejemplos:









Peleó 18 años contra la burocracia del gobierno para demostrar que "no estaba muerto"

Lal Bihari Mritak, es un granjero de Uttar Pradesh, India que fue declarado oficialmente muerto entre 1976 y 1994. Fundó Mritak Sangh o Asociación de los muertos en Uttar Pradesh. Luchó contra la burocracia gubernamental durante 18 años para demostrar que estaba vivo.


Cuando Lal Bihari intentó conseguir un préstamo bancario en 1976, descubrió que estaba oficialmente muerto: su tío había sobornado a un oficial del gobierno para declararlo muerto, para poder obtener la propiedad de la tierra de Bihari.

Bihari descubrió por lo menos a otras 100 personas en situaciones similares, estando oficialmente muertas. Formó Mritak Sangh in el distrito de Azamgarh. Él y otros miembros han estado en peligro de ser asesinados por aquellos que se apropiaron de sus propiedades. Actualmente la asociación tiene más de veinte mil miembros en toda India. En 2004 ya había logrado declarar oficialmente vivos a 4 de sus miembros .

Durante años Bihari intentó atraer la atención de varios medios. Organizó su propio funeral y exigió remuneración a viudas para su esposa. En 1980 agregó la palabra mritak (muerto) y firmó sus cartas como "difunto Lal Bihari". Se postuló a elecciones contra Rajiv Gandhi en 1989 y perdió, para probar que estaba vivo. En 1994 logró anular su muerte luego de una larga lucha legal.

En 2004 obtuvo un asiento en el parlamento de Lal Ganj.

Bihari continúa ayudando a otras personas en situaciones similares. En 2004 patrocinó al miembro de Mritak Sangh Shivdutt Yadav cuando disputó la elección contra el primer ministro hindú Atal Behari Vajpayee.

El cineasta Satish Kaushik hará una película sobre su vida, "muerte", y vida. A Bihari le fue concedido el Ig Nobel de la paz en 2003 por sus considerables actividades "postmórtem".

Amaxofobia, el miedo irracional a conducir

La amaxofobia es la fobia o miedo a conducir un vehículo; puede deberse, por ejemplo, a la inseguridad, a la participación de seres queridos en accidentes o a cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado. Etimológicamente, la palabra "amaxofobia" proviene del griego ἄμαξα ('amaxa' «carro») y φοβία ('fobia' «temor»). A menudo se manifiesta en verdaderos ataques de pánico y diversos individuos que padecen de amaxofobia se quejan de ansiedad y agitación en los días u horas que tienen que conducir un vehículo.


Puede presentarse en distintos grados, hasta el extremo en que esta fobia afecta la vida social del individuo; por ejemplo, evitando salir si no hay alternativas de transporte. Esto puede afectarlo profesionalmente, debido a los problemas que le ocasiona el no poder trasladarse.

Clínicamente, es catalogada como fobia específica o trastorno de ansiedad causado por un miedo irracional a la exposición de objetos o situaciones específicas y, en casos graves, a representaciones.

No debe confundirse con el temor característico de los conductores novatos, el cual se puede ir superando por medio de la práctica constante.


La amaxofobia puede superarse con terapia psicológica cognitiva-conductual, establecida en las fases de:

  • Toma de conciencia, para conocer como se ha instaurado en nuestra conducta y como se mantiene.
  • Técnicas de afrontamiento: Técnicas de relajación y control del pensamiento catastrofista.
  • Exposición: Acercamiento progresivo a los estímulos fóbicos presentes en la conducción.

Bukkake, el "sexo sucio"

Bukkake, bukake o bucake es un género pornográfico y una práctica de sexo en grupo, donde una serie de varones se turnan para eyacular sobre una persona, ya sea varón o mujer. Por lo general, al finalizar la persona sobre quien se eyaculó se traga el semen, vaciado previamente en un vaso u otro elemento similar. Normalmente tiene grandes connotaciones de humillación sexual. También es muy frecuente que eyaculen en su rostro.

El origen de esta práctica sexual se remonta a la era dinástica japonesa (en torno al siglo VII a. C.), cuando se empleaba el bukkake como castigo sexual a una mujer; comúnmente, se usaba esta práctica para castigar delitos de infidelidad. La población japonesa sostenía el pensamiento de que si la mujer se deshonraba a sí misma entregándose a otro hombre, esta debería ser humillada sufriendo la máxima de su acción.

En la modernidad, el bukkake se popularizó en Japón por varias compañías de vídeos para adultos como milky.tv, Shuttle Japan, Soft on Demand, y Moodyz en la primera mitad de los noventa. Se asume que un factor significativo en el desarrollo del bukkake es la obligación de censura del porno en Japón mediante la introducción de mosaicos en las escenas. Como los directores no podían mostrar vello púbico o imágenes de penetración vaginal o anal, tuvieron que inventar nuevas vías visualmente impactantes para satisfacer a la audiencia sin violar las leyes japonesas.

Etimología
Bukkake es la forma sustantivada del verbo japonés bukkakeru (打っ掛ける), arrojar agua o salpicar; a su vez puede ser descompuesto en dos verbos butsu (ぶつ) y kakeru (掛ける). Butsu significa alcanzar pero usado como prefijo indica que la acción posterior se realiza completamente, como Kakeru significa regar o verter, es comprensible que en japonés se utilice habitualmente para describir el vertido de agua u otros líquidos en suficiente cantidad como para llenar algo o empaparlo.


bukkake-udon
Asimismo, bukkake se usa en Japón para describir un tipo de plato que se prepara al verter caldo caliente sobre fideos, por ejemplo como bukkake-udon y bukkake-soba.

La curiosa historia del cartero que se construyó un palacio

Ferdinand Cheval (1836 - 19 de agosto de 1924) fue un cartero francés que invirtió 33 años de su vida en construir un Palacio ideal. Se le considera por esto uno de los máximos exponentes del arte marginal.


Ferdinand Cheval vivió en Châteauneuf-de-Galaure, en el departamento del Drôme. Comenzó su construcción en abril de 1879. Según declaró, se tropezó con una piedra y encontró inspiración en su forma. Al día siguiente volvió al mismo lugar y empezó a recoger piedras.

Durante los siguientes 33 años Cheval aprovechó su ruta postal para recoger piedras y llevarlas a su casa. Transportaba su material en los bolsillos, luego en una cesta y finalmente en una carretilla. Sus vecinos lo consideraban una especie de tonto del pueblo.


Cheval pasó las dos primeras décadas levantando los muros exteriores. El castillo muestra una mezcla de estilos con inspiraciones bíblicas y de la mitología hindú.


Cheval deseaba ser enterrado en su castillo pero cuando las autoridades francesas lo prohibieron pasó los siguientes ocho años de vida construyéndose un mausoleo en el cementerio de Hauterives.


Poco tiempo después de su muerte, su obra comenzó a llamar la atención de personajes como André Breton y Pablo Picasso.


En 1969 André Malraux, en calidad de Ministro de Cultura declaró el castillo Patrimonio Cultural y aseguró su conservación.