martes, 2 de mayo de 2017

Variadas, sorprendentes, curiosas y divertidas: 217 imágenes







La explicación científica de por qué siempre tenemos "lugar para el postre"

A todos nos ha pasado. Parece que es algo difícil decidir si tienes o no lugar para el postre después de una comida copiosa. el cuerpo lo hace fácil y siempre tiene un lugar reservado para esa rebanada de pastel extra o esos antojos de media noche.

El cuerpo siempre tiene espacio para nuestros antojos
Resulta que existe un mecanismo por el cual el cuerpo humano tiene saciedad específica por los alimentos que acabas de consumir. Esto resulta que después de comer en exceso carne, hamburguesas o pizza, siempre hay lugar para algo dulce.

El cambio drástico en los sabores es lo que te permite continuar ingiriendo alimentos. Claro, esto es genial en la mayoría de las ocasiones, pero para quienes quieren comenzar a comer menos puede ser una pesadilla.

La mejor técnica para combatir esta saciedad específica a los alimentos es incorporar una alimentación variada a tu vida. Al añadir frutas y leguminosas dulces a tu plato principal, no necesitaras una gran porción de postre para sentirte satisfecho.

Por el contrario, si lo que quieres es consentirte con dos rebanadas de pastel, es recomendable que ahorres espacio limitando la porción del plato principal.

El mensaje es simplemente que, al conocer nuestro cuerpo, podremos planear mejor nuestra alimentación y evitar caer en limitaciones que sólo desgastan nuestra fuerza de voluntad mientras nos privamos de las cosas que nos encantan.





Enfermedades que tienes sólo si crees en ellas

Hipocondriasis, enfermedades psicosomáticas, psicosis colectiva. Cualquiera de estos trastornos mentales se caracteriza por transmutar en el cuerpo lo que la psique no consigue expresar. Algunos expertos en la mente humana aseguran que este tipo de enfermedades se relacionan con la cultura de donde proviene el individuo, como si fuesen un “síndrome cultural” en donde se cumplen los patrones inconscientes de la región. 

En su nuevo libro The Geography of Madness: Penis Thieves, Voodoo Death, and the Search for the Meaning of the World’s Strangest Syndromes, Frank Bures da el ejemplo del Koro (también llamado suo yang en algunos lugares), un síndrome cultural en donde las personas sienten que sus genitales están siendo succionados al interior de su cuerpo. Si bien se le asocia con una especie de maldición por espíritus, sucede como resultado del “miedo a la muerte”. Otros ejemplos que explica Bures son la “frigofobia” en China, la cual es un miedo al frío y proviene de la cosmogonía del equilibrio entre frío y calor; el “amok” en Malasia, que sucede cuando una persona realiza una matanza y no puede recordarlo después; el “hikikomori” en Japón, cuando una persona evade la realidad al grado de nunca dejar su casa.

A diferencia de las enfermedades psicosomáticas, los síndromes están fuertemente relacionados con la cultura, la salud, la mente y el cuerpo, lo que provoca que las personas que los sufren experimentan cosas imposibles. El nuevo lineamiento del DSM-V convierte a estos síndromes en “no reales”, debido a su condición cultural; no obstante, las víctimas realmente los sufren y requieren de un tratamiento para regular los síntomas.

Frente a esta paradoja, Bures explica que existe la creencia de que las víctimas que padecen estos síndromes no poseen estudios y en cuanto comienzan a indagar en el conocimiento, su malestar desaparece, como si los síndromes fueran producto de la ignorancia, lo cual implicaría que:

no tenemos una cultura, o que nuestras enfermedades son culture-free y evidentemente no es el caso. Algunos de estos síndromes varían de cultura a cultura en su rango o en su sintomatología, o no existen siquiera en otras culturas. Por ejemplo, el síndrome premenstrual no existe en numerosos lugares. Hay quienes sugieren que podría estar relacionado con la cultura americana.

De alguna manera las asunciones fundamentales en torno al cuerpo, el mundo y la forma en que funcionan las cosas pueden llegar a moldear no sólo la actitud ante la vida sino también la fisiología, la fisionomía y los genes de un individuo.

Bures concluye:
Uno de los problemas es poder distinguir entre lo que es real y no real, porque los síntomas pueden ser reales aun si la causa no es la que se piensa. Un ejemplo es toda la investigación con placebo y nocebo, en la manera en que funcionan los mecanismos de la mente. La intolerancia al gluten podría ser un candidato adecuado para ser considerado un síndrome cultural. Puedes sentir que algo está mal y creer que lo puede causar el gluten, las turbinas de aire, las hormonas o hechizos mágicos o algo así. Depende de la concepción de las cosas para presentar ciertos síntomas, pues de alguna manera creer en los síntomas reafirma la creencia sobre ellos.





No salió taaaan mal....







Niños: Adorables y muy traviesos







Humor cinematográfico







15 cosas que no fueron inventadas para lo que las usamos actualmente

Estamos acostumbrados a creer que cada cosa tiene su fin. Pero muchos objetos inicialmente tenían un aspecto totalmente diferente y otros usos por completo distintos.

Coca-Cola

El farmacéutica John Pemberton, veterano de la Guerra Civil de los Estados Unidos, creó un jarabe hecho de nueces de cola y hojas de coca. Él recomendó su medicina para problemas digestivos y para sentirse con más energía. Luego decidió producir su bebida en masa pero vendió sus acciones. Y los nuevos dueños empezaron producir "Coca-Cola" con hojas de coca, purificadas de la cocaína.

Pequeño vestido negro

Hasta los años 20 del siglo pasado, los trajes negros se usaban tanto por hombres como por mujeres para expresar luto, y se utilizaban durante 2 años como mínimo. Pero en 1926 Coco Chanel creó en memoria de su amado el famoso vestido negro "Ford de Chanel". Primero lo notaron las divas del cine, y luego el vestido se volvió popular en todo el mundo.

Karaoke

El japonés Daisuke Inoue, un baterista de una banda de rock, empezó a tocar música para los clientes que querían cantar en pausas entre las presentaciones de la banda. Un día no pudo asistir y les entregó a sus compañeros un cassette con la grabación de su número musical. Y en 1971 inventó un aparato que reproducía música sin palabras. Los músicos descansaban, y el público cantaba con gusto.

La plastilina Play-doh

Inicialmente esta sustancia se usaba para limpiar el papel tapiz en hogares con chimeneas, donde en las paredes se acumulaba hollín. Pero pronto empezaron a elaborar el papel para tapizar con vinilo, el cual se lavaba fácilmente con una esponja, y el invento perdió su valor. Sin embargo, una pariente del inventor, maestra de un kínder, les dio este material a los niños para que pudieran moldear. ¡Quedaron encantados! Luego de sus ingredientes fue eliminada la sustancia detergente, se le agregaron colorantes y le pusieron Play-doh.

Máquina caminadora

El prototipo de la primera máquina caminadora fue creado por William Staub en 1817 para corregir a los presos y, de paso, moler granos en un molino. Se sujetaban de una barra y tenían que caminar constantemente para que el mecanismo estuviera en marcha.

Papel pegatina para notas

Spencer Silver estaba trabajando en una sustancia pegajosa. Pero el pegamento no le quedaba lo suficientemente fuerte, así que los objetos se desprendían con facilidad. Entonces su compañero Art Fry probó aplicar la sustancia sobre los separadores que siempre se caían de su libro de oraciones. Al cabo de un tiempo, en las tiendas apareció el papel adhesivo para notas, el cual es tan popular ahora en todo el mundo.

Tacón

n el Antiguo Egipto los tacones eran un símbolo de nobleza: los nobles usaban este tipo de calzado para los ritos religiosos. Lo utilizaban tanto hombres como mujeres. También los carniceros y los jinetes persios, a quienes los tacones les ayudaban a mantener la estabilidad mientras disparaban. En Europa medieval, los tacones eran privilegio de los aristócratas, pero un tiempo después se empezó a usar más ampliamente. Y en el siglo XX fue inventado el famoso tacón aguja.

Cuervos: las aves mas atrevidas del reino animal







Geniales inventos para padres con bebés pequeños










La cámara fotográfica que toma ¡5mil millones de fotos en un segundo!

Un grupo de investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia, ha creado una cámara que puede capturar 5 billones de fotos por segundo, lo que incluso le permite capturar el movimiento de luz. Es la cámara más rápida en el mundo.


La cámara, cuyo desarrollo ha sido anunciado en la web de la Universidad de Lund, puede capturar imágenes de eventos que ocurren en menos de una billonésima de segundo, una unidad de tiempo conocida como picosegundo. Esto significa que es 15 millones más rápida que una cámara comercial especializada en grabar vídeos en cámara superlenta.

Para ello, el invento de la Universidad de Lund captura cuatro imágenes por cada cuadro usando una serie de láseres. Cada láser está codificado de manera individual, lo que permite que lo separen del resto para así analizarlos y estudiarlos uno a uno. En teoría, la cámara podría capturar un 5 billones de fotos en un segundo, superando los 4,4 billones de fotos por segundo que podía capturar la hasta ahora cámara más rápida en el mundo.

Esto quiere decir que si grabasen el parpadeo de un ojo con esta cámara, algo que dura menos de medio segundo, tomaría varios siglos ver la grabación si la reproducimos a 24 fps.

Cómo presentarse correctamente a un perro para que no te vea como un extraño

Los perros son los mejores, así que es natural querer abrazarlos con afecto cuando saludan. La mayoría de ellos son demasiado buenos para decirlo, pero esta es realmente una manera terrible de presentarse a un perro. Estos son los pasos a seguir para esa primera impresión.


Los perros son muy parecidos a nosotros: por lo general no quieren ser abrazados por extraños. Es incómodo y te hace sentir inseguro. El sitio para perros Doggone safe respalda esto:

A menudo, los niños (y los adultos también) quieren mostrar amor a los perros de la forma en que muestran amor a los demás, a través de abrazos y besos. Los perros no entienden esto de forma natural, de hecho ni siquiera lo disfrutan.

En el video que puedes ver al final, Kristin de Indy in the Hood explica lo que debemos y lo que no debemos de hacer para saludar a un perro por primera vez. Aquí están los conceptos básicos.

  • Acércate al dueño: Cuando veas a un perro que quieres conocer o te encuentras con el perro de un amigo por primera vez, ignora al perro y en su lugar habla con el dueño. Un perro mira a su dueño para captar las señales emocionales, así que si el perro ve que el dueño está cómodo contigo, el perro también estará cómodo contigo. Además, actuar así es ser educado. Algunas personas simplemente no quieren que abraces a sus perros.
  • Colócate a un lado: En lugar de acercarte al perro, posiciónate a un lado y permite que el perro se acerque a ti. Puedes ver cómo se hace en el video.
  • Evita el contacto con los ojos: El contacto con los ojos puede ser una amenaza para los perros, por lo que es mejor encontrar un punto neutral en el que concentrarse. Indy in the Hood sugiere el área del pecho del perro.
  • Dejarlos que huelan: Con un puño cerrado, permite que el perro utilice su olfato y te huela. Una mano cerrada es menos amenazante. Si el perro te olfatea y parece que se encuentra a gusto contigo, probablemente puedes acariciarlo en el hombro, el pecho o el cuello, lo cual es menos amenazante que acariciar la parte superior de la cabeza del perro.
  • Si el perro retrocede lejos de ti cuando estás cerca de él, entonces obviamente debes parar. No está preparado. Los perros siempre te darán una señal de que están preparados. Se moverán o cambiarán posiciones lejos de ti. Así como es muy tentador tratar de seguir mostrándole afecto, por el bien del perro lo mejor en este caso es que le digas adiós y sigas adelante. Ten en cuenta, incluso si un perro parece amigable contigo, que abrazándole y ofreciéndole extremas muestras de amor, la mayoría de ellos sólo lo están tolerando. Algunos podrían incluso morderte si estás demasiado cerca. Incluso tu propio perro podría no querer un abrazo o afecto en un momento dado. Hay un par de maneras de saber si debemos dejar a un perro en paz:
  • Una cola doblada: No todos los movimientos de la cola significan felicidad. Si el movimiento de la cola es lento y rígido, el perro está probablemente alerta, no emocionado. Y si la cola está metida suele ser un signo de miedo y sumisión.
  • Posición de las orejas: Si las orejas de un perro están erguidas y mirando hacia adelante, podría estar alerta o agresivo. Cuando las orejas están planas contra la cabeza suele significar que están asustados o sumisos.
  • Lateral del ojo: Si el perro está mostrando las partes blancas de sus ojos, eso es un signo común de estrés.
Por otro lado, podemos encontrarnos con un perro demasiado cariñoso. Si un perro te saluda saltando sobre ti y tomando el control de tu espacio, intenta el método “del árbol”. Es un método de expertos en perros que enseñan a los niños para evitar a los perros agresivos. Doblas tus ramas (que son tus manos), miras hacia abajo y permaneces quieto durante diez segundos. Yo mismo lo intenté con un perro demasiado afectuoso de un amigo y funcionó.