sábado, 8 de abril de 2017

Selección sabatina de 154 imágenes divertidas







Los vehículos mas extraños que verás circulando







Humor farmacéutico







Cómo saber si te espían a través de la WebCam

Si tienes sospechas de que tu ordenador podría haber sido hackeado, y pueden estar espiándote a través de la webcam, puedes seguir nuestros consejos para descubrirlo y proteger tu privacidad tomando las medidas para evitar que te espíen a través de la webcam.

1: Detecta un exceso de actividad en tu red
Las webcams pueden convertirse en una puerta abierta para que los cibercriminales puedan ver todo cuanto sucede frente a tu ordenador, vulnerando gravemente tu privacidad. Es probable que pienses que es fácil saber cuándo tu webcam está funcionando porque al hacerlo se enciende un LED de funcionamiento.

Lamentamos decirte que, si alguien ha conseguido hacerse con el control de tu cámara web, también podrá desactivar ese LED fácilmente ocultando así la evidencia de que la cámara está funcionando y estás siendo espiado.
Existen algunas formas para saber si te están espiando a través de la webcam basándose en el comportamiento de tu equipo y la más destacable es mostrar un exceso de actividad en las conexiones salientes.

Para ello, utiliza un programa que te permita monitorizar las conexiones entrantes y salientes desde tu ordenador para detectar conexiones con un alto consumo de ancho de banda, algo que delataría que se están enviando imágenes desde tu webcam a un servidor controlado por un ciberdelincuente.

Uno de estos programas de monitorización de las conexiones para tu ordenador puede ser NetWorx, que cuenta con versiones para Windows, Mac y Linux.

Para detectar este exceso de uso de tu red, reinicia tu ordenador e inicia únicamente NetWorx. Al iniciarse, el programa queda minimizado en la barra de tareas. Haz clic sobre su icono con el botón derecho del ratón y, en el menú Herramientas, elige la opción NetStat.

En este modo, NetStat te muestra los servicios que están utilizando tu conexión de red. Marca la opción Resolver dirección IP a nombres de Host y el programa te indicará que conexiones son hacia tu red local, lo cual no entraña ningún riesgo, y cuales son hacia Internet.

Si en alguna de estas conexiones detectas un exceso de tráfico, puede tratarse de una vulneración de la seguridad de tu webcam.

2: Antivirus siempre actualizado
Los antivirus, anti-malware o suites de seguridad son especialistas en detectar este tipo de intrusiones y bloquearlas, por lo que contar con uno de estos sistemas de seguridad instalado y actualizado en tu equipo te evitará más de un disgusto.
Si en el paso anterior has detectado un tráfico excesivo de datos, lo primero que debes hacer es desconectar tu equipo de la red para evitar que se envíen más datos o que el cibercriminal pueda enviar comandos a tu ordenador.

El siguiente paso será examinar tu equipo con un antivirus o anti-malware actualizado.

También puedes restaurar tu equipo a una versión limpia de Windows 10 accediendo al panel de Configuración, haz clic en Actualización y seguridad y desde aquí elige la opción Recuperación en el panel lateral. Haz clic sobre el botón Comenzar de Restablecer este PC para reinstalar el sistema de nuevo.
Esta opción permite mantener tus archivos intactos eliminando solo las configuraciones y programas. No obstante, siempre es recomendable realizar una copia de seguridad de tus datos antes de realizar esta operación. Cuando termine, tu Windows estará como recién instalado y sin rastro del malware que permitía que te espiaran a través de tu webcam.

3: Revisa las opciones de seguridad de tu webcam
Si tu webcam es externa y de un fabricante mínimamente reconocido, es posible que incluya un software que permite configurar su funcionamiento. Entre estas opciones puede ser que se incluyan algunas opciones de seguridad con la que puedes establecer una contraseña de acceso a tu webcam. Utiliza estas opciones de seguridad y ponles las cosas un poco más difíciles a los ciberdelincuentes.

Si tu webcam no cuenta con estas opciones de seguridad o viene integrada en el equipo, puedes limitar su acceso desde el panel Configuración.
Accede al panel Configuración desde el menú Inicio y haz clic sobre el apartado Privacidad. Después, en el panel lateral, elige la opción Cámara y desactiva el interruptor de Permitir que las aplicaciones usen la cámara. Con esto, el sistema impedirá que programas de terceros puedan utilizar tu webcam.

4: Desconecta tu webcam y evita ser espiado
Puede parecer algo obvio, pero la forma más efectiva y recomendada por los expertos en seguridad informática es desconectar el cable USB de la webcam siempre que no la estés utilizando. De ese modo, se evita cualquier posibilidad de acceso a ella.

En el caso de los equipos con webcam integrada, como portátiles y equipos All-in-one, la opción más sencilla es tapar la webcam con una tapa para webcam.

De este modo tan sencillo, aun en el supuesto de que alguien consiguiera acceder a tu webcam, solo obtendría una pantalla en negro ya que tu webcam se encontraría tapada. De todas formas, aun tapada la cámara, puede ser que el envío de una imagen (aunque sea  una ventana negra recaliente o enlentezca tu computadora, o aumente el consumo de batería, por lo que conviene tomar otras medidas mas drásticas como las descriptas mas arriba.



10 cosas que nos molestan (mucho) cuando vamos al cine

Vas al cine para disfrutar de esa película que tanto tiempo estabas esperando ver. Es tu momento soñado. Llegas puntual, compras unas palomitas y un refresco y vas directo a tu butaca. Pero no todo sale según lo planeado: ruidos, conversaciones y un par de mamelucos te fastidian el plan.

Por ello, recopilamos aquí diez cosas que, por el bien de todos, es mejor que dejes de hacer.

  • - 1. Llegar tarde al cine: Estás sentado y diez minutos después de que haya empezado el filme continúa llegando público. Llega con tiempo, bonit@, que luego eres de los que te quejas que cuesta mucho el cine. Lo mínimo, si no quieres concitar más odios que Donald Trump, es ir diciendo «perdón» y «gracias» mientras pasas discretamente entre esa hilera de piernas.
  • - 2. No dejar pasar: Si alguien llega tarde, no seas mala persona y facilítale el paso hacia su asiento. Hablamos de un ligero desplazamiento de piernas no de la posición arqueada en delfín de natación sincronizada.
  • - 3. Hablar: El cine está para ver la película. Repetimos: para ver la película ¿Lo pillas? Y no para organizar una tertulia. No tenemos ninguna duda de que tus conocimientos sobre el séptimo arte son amplísimos pero mejor guárdatelos para tu intimidad o envía tu crítica por correo a Santiago Segura.
  • - 4. Comer: Si quieres montar un picnic, lárgate al campo. ¿Sabes lo molesto que es ver una película mientras oyes cómo se abren latas, bolsas de patatas fritas y cómo explotan globos de chicle? Entonces, ¿por qué lo haces? Si quieres comer, come, pero que no parezca que hay una manada de hienas devorando una cebra.
  • - 5. El móvil: Ponlo en silencio y quita la vibración antes de que empiece la película.
  • - 6. La luz del móvil: No estás en el concierto de Rihanna en ese momento en el que todo el mundo alumbra con sus móviles, por favor. En una sala oscura, la luz de la pantalla del móvil destacará el doble y llamará la atención de muchos ojos, así que guárdatelo en el bolsillo.
  • - 7. Las butacas, para sentarse: Si quieres tumbarte ve a la playa. Otra cosa, "rey del mundo": No queremos tener tu pierna a nuestro lado ni que des pataditas a nuestro asiento.
  • - 8. La poca limpieza: Disfrutar de una película junto a buen refresco y palomitas es un gran plan pero eso no significa que tengamos que dejar nuestro asiento como una pocilga. No tires comida ni bebida por el suelo y si no hay papeleras, te lo puedes llevar y tirarlo fuera.
  • - 9. Los niños: Si vas con niños, asegúrate de que les va a gustar la película y de que no van a molestar. Si molestan mucho o se ponen a berrear, sácalos del cine. En caso contrario nos darán ganas de llamar a Herodes para que tenga lugar una nueva Matanza de los Inocentes.
  • - 10. Los spoilers: Eres muy amable acompañándome al cine aunque ya hayas visto la película pero si vas a contarme todo el rato lo que va a pasar, quédate en casa y nos vemos cuando haya terminado.
* Todos estos 10 mandamientos se resumen en uno solo: actúa normal, el espectáculo tiene que ser la película y no tu.

La pereza también es contagiosa

En función de las personas que se relacionen con nosotros, podemos desarrollar determinados rasgos en nuestro comportamiento. Porque muchos comportamientos se contagian socialmente como si fueran virus. Un ejemplo paradigmático es el suicidio.

Un nuevo estudio, que ha evaluado el contagio social de la pereza, entre otros rasgos, ha ido incluso más lejos, porque las personas que contagiaban a los demás no eran reales, sino simulaciones de Inteligencia Artificial.

Pereza contagiosa
El estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica de París, y que ha sido publicado en la revista PLOS Computational Biology, se hizo con 46 participantes.

Los expertos pidieron a los voluntarios que tomaran algunas decisiones, entre las que se encontraba asumir algún riesgo, quizá un retraso o un esfuerzo por su parte, antes y después de observar las decisiones de otros participantes ficticios. Estos participantes no eran seres humanos, sino algoritmos (aunque los participantes no lo sabían).

Los resultados mostraron que los participantes se inclinaban a repetir (de forma inconsciente) los comportamientos que habían visto en los participantes virtuales, como la pereza. Tal y como explican los investigadores Jean Daunizeau y Marie Devaine, líderes del trabajo:

Trabajamos para entender tanto la cognición humana como la animal. En concreto, demostramos que la información formal y las teorías de la decisión aportan ideas de un valor incalculable respecto a la naturaleza y la relación de los sesgos en la cognición social.

Nicholas A. Christakis, sociólogo de la Universidad de Harvard, y James H. Fowler, profesor de ciencias políticas de la Universidad de California, San Diego, inciden en este contagio social para explicar la epidemia de obesidad que asola Estados Unidos en su libro Conectados. También hablan allí de la forma en que se contagian las emociones: Si empezamos a correr regularmente para ponernos en forma, es muy posible que alguno de nuestros amigos haga lo mismo, aunque también es posible que, sencillamente, lo invitemos a venir con nosotros y acceda a acompañarnos. De igual modo, si empezamos a comer alimentos que engordan, nuestro amigo puede imitarnos; pero también puede suceder que lo invitemos a comer en restaurantes donde sirven comida alta en calorías.



El sexo sólo adelgaza el equivalente a comer una lechuga

Una de las leyendas que más proliferan alegremente por nuestro acervo cultural, y que nos encanta creer, es que practicar sexo adelgaza, como pudiera hacerlo acudir al gimnasio. La diferencia es que acudir al gimnasio, por lo general, resulta desmotivador, justo lo contrario que el sexo.

Sin embargo, la mala noticia es que comparar el sexo con un ejercicio de gimnasio es, cuando menos, exagerado.

Las pocas calorías que quemas
Para medir la intesidad de un ejercicio se emplea el valor llamado met (equivalente metabólico), que mide la cantidad de calor disipado por metro cuadrado de piel. Cuando dormimos, por ejemplo, nuestro met medio es 0,8. Cuando estamos sentados mirando la televisión, el met es aproximadamente 1. Cuando andamos, 3,5. Cuando corremos, 9.

Para calcular el gasto energético de un ejercicio, se debe multiplicar el met por el peso de la persona y el tiempo invertido en realizar la actividad física. Tal y como lo explica Jorge Alcalde en su libro ¿Por qué los astronautas no lloran?:

Se ha medido el valor met de una persona durante un orgasmo y se acerca al 3,5 de media. Pero es muy variable. Depende de muchos factores: la edad, el tipo de actividad sexual, si se practica sexo con la pareja habitual o con una pareja esporádica, etc. Muchos cálculos establecen que el rango está entre 2 met para una actividad sexual convencional con la pareja estable y 6 met para una actividad vigorosa y furtiva.

Imaginemos una persona de 60 kg con un met sexual de 3 que gasta 3,5 kilocalorías por minuto de actividad sexual. Si dejamos a un lado las fantasmadas, la media de duración del coito se establece en 6 minutos, de modo que, después del encuentro sexual apenas habremos gastado 21 kilocalorias.

Esta cifra es bastante ridícula, pero aún lo es más si restamos las calorías que quemaríamos si no estuviéramos teniendo sexo (es decir, simplemente viviendo). Entonces el gasto del coito estándar seria de solo 14 kilocalorías.

Lo mismo que ganamos si comemos 100 gramos de lechuga cruda. Así que si lo hacemos sólo por adelgazar, no compensa. El sexo no adelgaza.



60.065: ese es el número de especies árboles que hay en la tierra

Según una nueva estimación realizada por Botanic Gardens Conservation International (BGCI), existen 60.065 especies conocidas de árboles en todo el planeta Tierra. Es lo que dice GlobalTreeSearch, la primera base de datos mundial de especies arbóreas y su distribución.


Lo más preocupante que arroja este nuevo estudio, publicado por la revista Journal of Sustainable Forestry, es que más de la mitad de todas las especies de árboles se producen sólo en un solo país, y muchos de estas especies están amenazadas de extinción.

El país con más árboles del mundo
A pesar de que muchas especies solo están en un solo país, hay un país en el que abundan las especies distintas: es el país con mayor número de especies de árboles de todo el mundo. Ese país es Brasil: con 8,715 especies, seguido por Colombia (5.776) y luego Indonesia (5.142).

Por contrapartida, el área con menor cantidad de especies de árboles es la Región Neártica de América del Norte, con menos de 1.400 especies.



Otros 350 estudios dicen que el WiFi no es peligroso para la salud

La exposición a las radiofrecuencias emitidas por las antenas de telefonía móvil o WiFi no afecta negativamente a nuestra salud, o al menos no se ha encontrado ninguna prueba de lo contrario.


Es lo que concluye un estudio de otros 350 estudios sobre el tema en el Informe sobre Radiofrecuencias y Salud 2016, llevado a cabo por el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS).

No aumentan los tumores
Los niveles a los que estamos expuestos con la tecnología actual, aunque crecientes, todavía están muy lejos de los márgenes de seguridad. Así que si tales exposiciones fueran nocivas, debería existir una explicación física y biológica convincente y, además, al menos una prueba de que hay más enfermedades por esa razón.

En el caso de los tumores cerebrales, que podrían haberse multiplicado debido al uso ya casi permanente del teléfono móvil, tampoco ha habido un aumento de la incidencia. Un estudio del Instituto de Epidemiología de Cáncer de Copenhague, y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer publicado por el British Medical Journal, también descubrió que no hay ninguna relación entre la aparición de estos tumores y el tiempo de uso del móvil.

Según las conclusiones del informe “el análisis crítico de las evidencias respalda que no existen razones técnicas ni sanitarias que justifiquen la imposición arbitraria y discrecional de límites de exposición más exigentes que los recomendados por la OMS-ICNIRP y la Unión Europea”, mientras que la aplicación de límites más restrictivos “implicaría aumentar el número de antenas con el consiguiente impacto visual, social y económico”.




8 simples hábitos que pueden ayudarte a bajar de peso

Perder peso es una de las tareas más difíciles a las que nos podemos enfrentar: las dietas a veces parecen no tener resultados, los sacrificios son grandes y sentimos que no se produce ninguna diferencia.

De acuerdo a WebMd, el secreto para controlar el peso estaría en realizar pequeños cambios que perduren en el tiempo y modifiquen nuestro estilo de vida. A continuación, te compartimos algunos hábitos que podrían ayudarte a bajar los números de la balanza.
  • 1- Siempre toma desayuno No cometas el error de pensar que al saltarte una comida estarás bajando de peso, al contrario: es posible incluso ganar algunos kilos. Si no se toma desayuno, el hambre se vuelve intensa a medio día y terminamos comiendo cantidades mayores o bien recurriendo a snacks poco saludables –como golosinas- para aplacar el hambre. Un estudio publicado en el British Journal of Nutrition demostró que las personas que consumían un desayuno saludable y completo experimentaban una sensación de saciedad más duradera que los hacía comer menos durante el resto del día.
  • 2- Bebe más agua Estudios han revelado que tomar más agua podría ayudar a controlar el peso, especialmente antes de cada comida. Por ejemplo, esta investigación demostró que los adultos que bebían agua antes de comer podían perder hasta dos kilos durante un periodo de 12 semanas. Por otro lado, reemplazar otros tipos de bebestibles por agua también ayudaría a reducir el peso, especialmente si se sustituye bebidas altas en azúcar y calorías.
  • 3- Cuida el consumo de alimentos procesados Muchos alimentos procesados -como papas fritas, comida chatarra, pan de molde refinado, aliños para ensaladas, etc.- contienen altas cantidades de azúcar y grasas saturadas, ingredientes que contribuyen a subir de peso. Al preferir frutas, vegetales y carnes magras, se obtienen menos calorías y más nutrientes.
  • 4- Bebidas light podrían hacerte subir de peso Un estudio del Centro de Ciencias de la Salud de Texas, Estados Unidos, descubrió que mientras más bebidas de dieta una persona beba, más posibilidades tiene de sufrir sobrepeso. Esto sucedería porque los endulzantes artificiales afectarían el metabolismo, ya que cuando se consumen alimentos dulces no sólo el cerebro absorbe esa información, sino que también otras partes del organismo. Al registrar dulzor, el cuerpo trataría de procesarlo, pero al no haber azúcar presente no sabría qué hacer: “Es como el cuento de Pedrito y el lobo, lo cual puede llevar a una desregulación metabólica”, explicó Sharon Fowler una de las autoras del estudio al sitio web de la Universidad de Texas.
  • 5- Evita comer apurado Una investigación de la Universidad de Rhode Island descubrió que las personas que comen rápido usualmente pesan más que aquellas que lo hacen lentamente. Esto ocurriría porque el estómago tarda unos 20 minutos aproximadamente en enviarle un mensaje de saciedad al cerebro, por eso consumir alimentos en apuro podría llevar a comer más de lo que realmente se necesita.
  • 6- No hagas caso a los antojos La mayoría de las veces, los antojos no son señales de hambre, sino que están conectados con las emociones, especialmente con la ansiedad. Lo bueno es que, según reportan los expertos, éstos no durarían para siempre y la necesidad que se siente por comer algo en particular, desaparecería si se es capaz de esperar, de acuerdo a Mary Beth Sodus, terapeuta nutricional del Centro Médico de la Universidad de Maryland.
  • 7- Nunca vayas al supermercado con el estómago vacío ¿Te has fijado en que si compras con hambre terminas con un carro lleno de cosas “ricas”? Una manera de evitar las tentaciones en las tiendas, es llevar una lista, la cual no sólo te permitirá disminuir calorías, sino que también ahorrar dinero.
  • 8- Sirve la comida en platos individuales El sitio WebMd advierte que dejar bowls de comida sobre la mesa hace que las personas tiendan a comer más y a repetirse. Esto tendría relación con que el cerebro tarda unos 20 minutos en recibir la señal de saciedad, como mencionamos anteriormente.

Inventan una máquina que puede apuñalarte de 60 modos distintos

Cuando una persona resulta apuñalada, las marcas en la ropa pueden contener pistas importantes para identificar tanto al atacante como señalar el arma utilizada. Los científicos forenses analizan los desgarros en la tela para deducir el tipo de cuchillo, el ángulo de ataque y la técnica de puñalada que provocó la herida. Un cuchillo de bordes rectos y con la punta afilada, por ejemplo, deja una marca limpia en el tejido. 


Un arma que tenga los bordes rectos, pero que amplíe su ángulo desde la punta hasta el mando, se podría identificar por el agujero ensanchado y una distorsión adicional cerca de la parte superior del rasgón. Los de hojas serradas desgastan la tela y dejan hilos sueltos en la trama del tejido.

Pero estos patrones no siempre son fáciles de descubrir, en parte porque los investigadores deben hacer la mayoría de los experimentos de laboratorio a mano, apuñalando diferentes muestras de tela y los errores humanos son inevitables. Con esto en mente un equipo de científicos forenses e ingenieros de la Universidad de Tecnología de Sydney y de la Universidad de Santa Cruz do Sul en Brasil, inventó una máquina apuñaladora para ayudar a estandarizar este tipo de investigación. 

Su brazo neumático puede coger casi cualquier tipo de cuchillo, y apuñalar diferentes muestras de tela en diferentes ángulos. En lo que están trabajando los responsables del ingenio, publicado en Forensic Science International, es en la dosificación de la fuerza, actualmente de 1 megapascal (similar a una mordedura humana) para tener un “catálogo de fuerzas” más amplio.


Volar en avión será cada vez mas peligroso

Volar en avión es cada vez es menos cómodo. Salvo que se sea uno de los privilegiados que pueden permitirse hacerlo en clase bussiness. Pero si a la incomodidad de los asientos, la falta de espacio, y la duración de los vuelos transoceánicos, le sumamos tener que sufrir turbulencias, entonces la cosa puede convertirse en una pesadilla.


Y la mala noticia que tenemos que dar es que, según una investigación realizada por la Universidad de Reading, en Gran Bretaña, el riesgo de sufrir turbulencias moderadas durante un vuelo aumentará hasta un 50% durante las próximas décadas. Pero lo peor de todo es que las consideradas severas lo harán hasta un 149%.

¿Cuál será la causa? Parece que el cambio climático. Los investigadores han realizado simulaciones informáticas de como se comportarán las corrientes de aire cuando los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera dupliquen a los actuales. Y la conclusión es la que ya hemos relatado.

Esto quiere decir que, si se cumple esta “predicción” viajar en avión en el futuro cercano podría ser una experiencia digna de la peor pesadilla.