jueves, 25 de mayo de 2017

El Papa, Trump, las gemelas diabólicas, Demian, Valak...y otras imágenes divertidas







¿Cómo responder a la pregunta "porqué deberíamos contratarlo"?

Hay preguntas que se repiten en una entrevista de trabajo. Planteos complejos como "Cuénteme de usted" o interrogantes que apelan a conocer las debilidades del postulante. Sorteada buena parte de la instancia, cuando el aspirante se siente confiado de su performance, surge una pregunta: "¿Por qué deberíamos contratarle?".

Es una pregunta que marca un antes y después en la percepción del reclutador. La respuesta del postulante puede torcer el rumbo de una entrevista para bien o para mal. Así lo marca Alejandro Melamed, director general de Humanize Consulting. "Más allá de todo lo que sucedió previamente, es ’el momento de la verdad’", remarcó.

De por sí, el planteo genera estrés. Del acierto o del error en la respuesta puede concretarse o no la posterior contratación. ¿Qué busca el entrevistador con la pregunta? "Tratar de poner al entrevistado en un rol protagónico de identificar concretamente sus ventajas comparativas respecto a los demás postulantes", aseguró Melamed.

Se trata de reconocer los factores propios, las virtudes que sobresalen y agregan valor con respecto a los competidores y a favor de la organización y del puesto a cubrir. "Si bien a veces puede parecer un poco shockeante y dura la pregunta, es una forma de despejar dudas y poner al candidato frente a la oportunidad de transmitir de manera directa y precisa por qué es, en definitiva, la mejor opción", explicó.

Según el especialista, son muchos los entrevistadores que formulan la pregunta –"a veces muy auténtica, otras un poco más soberbia"– y observa que un gran porcentaje de los candidatos se bloquean ante ella. No saben qué contestar u optan por una postura defensiva y básica, carente de argumentos convincentes para persuadir a quien los escucha.

Melamed recordó un caso paradigmático de error de un candidato. Cuando lideraba un proceso, debió entrevistar a ocho postulantes de finanzas el mismo día. Uno de ellos, cuando le preguntó por qué deberían contratarlo, respondió que les podía brindar toda la información confidencial de su actual empresa. "Fue la respuesta que lo sepultó porque ahí demostró sus valores, muy poco alineados con los esperados", sentenció.

Cómo responder a la pregunta es la cuestión y más allá de que no haya una fórmula matemática que garantice el éxito universal y varíe de acuerdo al perfil de cada candidato, existe un detalle que puede marcar la diferencia: reparar en las necesidades de la empresa.

"La principal recomendación es ponerse siempre del lado del entrevistador y considerar qué es lo que necesita, cuáles son los problemas que necesita resolver y responder en consecuencia con pocas frases precisas", aconsejó.

¿Cómo conocer las necesidades de la empresa? Habitualmente, en el aviso de trabajo se consignan ciertas características y habilidades requeridas en el puesto, pero también siempre ayuda una investigación de la compañía a través de su página web y redes sociales. 




El extraño caso de la mujer que es ciega pero sin que embargo puede "ver"

Es uno de los fenómenos más curiosos de la neurociencia cognitiva.

Hay algunas personas en el mundo con "visión ciega": son ciegos, pero su cerebro inconsciente es capaz percibir las cosas que hay a su alrededor.

La escocesa Milina Cunning perdió la vista cuando era una veinteañera y más tarde se dio cuenta de que tenía visión ciega.

Los investigadores llevan tiempo investigando su caso.

Los pacientes ciegos que "ven" de forma inconsciente
"Si arrojara una pelota de ping pong a la cabeza de Milina, probablemente ella levantaría su brazo y la apartaría incluso antes de que fuera consciente de lo que ocurre", dice Jody Culham, una científica que ha estudiado el cerebro de Cunning.

Puedo moverme por mi casa sin problemas y organizar las cosas, pero no puedo verlas. Sé que están ahí, mi cerebro me lo dice"

Pero, ¿cómo es la vida a través de los ojos de Milina? Así es como ella misma lo describe:

"Cuando entré en el hospital era una persona con visión normal. Me pusieron en coma inducido debido a todos los problemas de salud que tenía. Y estuve en coma durante 52 días".

"Cuando me desperté, lo veía todo completamente negro. No era capaz de ver nada. Me dijeron que mientras estaba en coma había sufrido un derrame cerebral que me dejó ciega".

"Durante los próximos meses, las cosas empezaron a cambiar. A los seis meses, me pareció ver algo de color pero nadie me creía".

"Entonces me puse en contacto con un neurólogo llamado Gordon Duton. Tan pronto como lo vi, él supo que tenía visión ciega".

"Cuando me reuní con Dutton, insistió en hacerme algunas pruebas. Una de ellas consistía en que colocaba sillas en el pasillo del hospital y me pedía que caminara entre ellas. 'Simplemente, camina a tu paso normal', me dijo"
.

Milina Cunning tiene una forma muy especial de "sentir" lo que la rodea, aunque no puede ver.

"Lo hice y me choqué con las sillas. Cuando llegué al otro extremo del pasillo, me dijo: 'Ahora trata de caminar un poco más deprisa entre las sillas'".

"Así que caminé más deprisa y caminé a través de ellas, una a una, y no me golpeé ni una vez. Fue increíble".

"La manera en la que Dutton lo explicó fue la siguiente: 'No lo pienses mucho, tan sólo hazlo. No le des muchas vueltas a la cabeza'. Era mi mente subconsciente diciéndome cómo hacer esa tarea y evitar chocarme con las sillas".


"Puedo moverme por mi casa sin problemas y organizar las cosas, pero no puedo verlas. Sé que están ahí, mi cerebro me lo dice".

"Lo mismo ocurre si mi familia deja cosas tiradas en mitad de la sala. Les digo: 'Tienen que ordenar un poco las cosas, si no me voy a estar tropezando todo el rato".

"Si hay algo, como un bolso o unos zapatos, puedo verlo y pasarlo por alto o recogerlo".

"Pero puedo tratar de mirarte. Sé que estás sentado aquí, cerca de mí… y no puedo verte".

"Es extraño que pueda ver cosas que se supone que no puedo ver porque soy ciega".




"Verdades culinarias" que en realidad son falsas

Los siguientes son consejos que habrás escuchado en programas de cocina, habrás leído en libros de recetas o quizás los hayas aprendido de tu abuela o de tus amigos.

Sin embargo, estas "verdades" culinarias que van pasando de boca en boca tienen pocas veces una base científica.

Aquí desmitificamos algunas de estas ideas:

 No uses aceite de oliva para freír

Hasta los que no entienden nada de cocina lo saben. Pero no es cierto.

La razón -falsa- es que las moléculas grasas de este tipo de aceite se queman a una temperatura más baja que los demás, y entonces producen aldehídos y otros compuestos químicos que pueden ser tóxicos y además darle un sabor ácido a las comidas.

En comparación con otros aceites o grasas para freír, el de oliva y el de colza son más estables cuando se calientan porque son más ricos en ácidos grasos saturados y monoinsaturados.

Sin embargo, una serie de estudios revelan que el aceite de oliva -tanto el común como extra virgen- se mantienen sin descomponerse a altas temperaturas y producen menos químicos que otros.

Esto se debe a que la grasa no saturada en el aceite de oliva es más resistente a la oxidación que otros aceites.

Martin Grootveld, profesor de la Universidad de Montfort, en Reino Unido, recomienda el aceite de oliva en general para freír y para cocinar.

"Primero porque se generan niveles menores de estos componentes tóxicos y segundo porque los componentes que se forman son menos dañinos para el cuerpo humano", asegura Grootveld.

Echa los fideos en una olla grande, cuando el agua esté hirviendo

Este es una recomendación de muchísimos chefs -incluso italianos- y un comentario que también figura en muchos empaques de fideos.

En un recipiente grande, dicen, el agua retorna al punto de hervor más rápidamente y, por otra parte, hay más espacio para que la pasta no se pegue entre sí.

Falso. Si bien es cierto que la misma cantidad de pasta bajará más la temperatura en una olla pequeña que en una grande, ambos recipientes recuperarán el punto de hervor en un tiempo similar, ya que se la olla más chica necesita menos energía por tener una superficie más pequeña, señala un artículo publicado en la revista New Scientist.

Da igual que la olla sea chica o grande, si lo que quieres es evitar que se los fideos se pegoteen, lo único que tienes que hacer es revolver durante el primer minuto de cocción.

No te olvides de revolver la pasta en la olla en el primer minuto.

Solo se pueden pegar en estos primeros 60 segundos, debido a que ahí es cuando los gránulos de almidón de la superficie de la pasta se hinchan y explotan.

Y en cuanto a agregarle al agua unas gotas de aceite, tampoco vale la pena.

Según la Sociedad Estadounidense de Química (ACS, por sus siglas en inglés), esto no hace gran diferencia al producto final.

"La mayoría de cualquier tipo de aceites que añades al agua se pierde cuando hechas los fideos cocidos al colador. Lo que quede, no tendrá casi ningún efecto sobre la adherencia de la salsa", explica Kyle Nackers, de la ACS.

Así, que no desperdicies aceite en este proceso y úsalo para la ensalada.

Cocina primero la carne a fuego muy alto para sellarla y que quede jugosa

Esta es otra advertencia que seguramente habrás escuchado muchas veces, en boca de amantes de la cocina y cocineros profesionales.

Esa capa medio quemada es lo que le da un sabor delicioso a la carne.

Sin embargo, poner antes de hornear la carne a fuego máximo en la plancha para crear una capa protectora que conserve su jugo (una técnica que se conoce como sellado) no es la mejor práctica para mantener ni su sabor ni su textura suave.
Un simple experimento puede demostrarlo.

Si cocinas dos trozos de carne iguales y a uno lo horneas primero y lo sellas después, y con el otro haces exactamente lo contario, notarás que el primero suele ser más jugoso.

¿Por qué? Esto ocurre porque la temperatura más elevada hace las fibras de los músculos se contraigan más, y por ende despidan más líquido.

Además, al estar fría, la carne toma más tiempo en sellarse -si la comparas con la carne que se hornea primero- y por eso pierde más líquido.

Para mantener la carne jugosa, lo mejor es dejar que descanse después de la cocción, ya que a medida que las fibras musculares se enfrían se van ensanchando y así retienen más jugo.

Pero aunque el sellado no ayude a conservar el jugo, sí es cierto que realza el sabor de la carne y otros alimentos también, gracias a la reacción de Maillard.

Este es el nombre que recibe el proceso por el cual los azúcares y los aminoácidos reaccionan con el calor, produciendo una gran gama de sabores.

Marina la carne para darle sabor

Siguiendo con la carne, pasemos al tema del marinado. Suelen decir que dejar la carne marinar de un día para el otro aumenta su sabor.

Lo mejor -y más fácil- es añadirle encima los condimentos.

La ciencia tiene una buena noticia para los desorganizados y los impaciente: solo la sal, las moléculas de azúcar muy pequeñas y algunos ácidos pueden penetrar la carne más allá de unos pocos milímetros.

Los condimentos se quedan sólo en la superficie, con lo cual no vale la pena dejar la carne macerándose durante horas.

No obstante, si sospechas que la carne es dura, marinarla tiene sentido, no porque le vaya a dar más sabor sino porque, si usas una mezcla ácida, esto va hacer que la superficie no se descomponga, mientras madura el resto de la carne.

Y, cuando madura, la carne se vuelve más suave.




Imágenes que, si no miras con atención, te engañan







Casi, casi,lo logras







Perros, esos haraganes







Humor empujado







¡Cuidado! los lentes de contacto que usas para tu cosplay pueden destruirte los ojos

Cualquiera que use lentes de contacto habitualmente, ya sabe que hay que ser muy cuidadoso con la higiene de las mismas para evitar problemas oculares, que pueden ir desde la conjuntivitis a otros mucho más graves. Pero los problemas pueden ser aún mayores en quienes usan lentillas para disfrazarse.

Un estudio realizado por investigadores del Forensic Chemistry Center, United States Food and Drug Administration, en Ohio, analizó 258 modelos de lentillas con fines decorativos que se vendían en Estados Unidos (algunas de ellas sin la autorización de los organismos sanitarios), y encontró que todas ellas estaban contaminadas con microorganismos muy peligrosos para el ojo humano. Incluso, las que si estaban autorizadas.

Eso sí, las diferencias entre los niveles de contaminación de unas y otras era considerable. Entre las no autorizadas, la proporción de lentes afectadas era del 60%, mientras que en las legales solo era del 4%.

Entre los microorganismos detectados está el Bacillus cereus, causante de la endoftalmitis, una infección que afecta a todo el globo ocular, incluido el interior del mismo, provocando enrojecimiento y pérdida de visión progresiva. En los casos más graves causa la ceguera total y obliga a extirpar el ojo. También se ha detectado la presencia de la Pseudomona aeruginosa, una bacteria que produce unas enzimas que causan un daño irreparable en la córnea.

Hay que recordar que el estudio se ha realizado en Estados Unidos pero, en otros países, también se han dado puntualmente casos similares. Como el que sucedió en 2013 en España, cuando el Ministerio de Sanidad ordenó retirar del mercado un lote de lentillas de una marca autorizada que estaban contaminadas con el Bacillus cereus.



Las zonas erógnas del cuerpo





Un buen masaje siempre viene bien, pero un masaje sensual en pareja, puede entregarnos una satisfacción inolvidable. Una buena comunicación es fundamental. Debemos conocer los gustos del otro, preguntar todo lo necesario para saber cómo le gusta que lo toquen y en qué áreas se siente más estimulado.

Pero no sólo las zonas eróticas importan al momento de realizar un buen masaje. Otras zonas también responderán a un masaje adecuado y sensual. En ese contexto, podemos convertir el cuerpo en un mapa sensual en el que podemos identificar las zonas de mayor placer:
  • Orejas: Detrás de la oreja, el lóbulo y la cavidad del pabellón auricular son partes muy sensibles para la estimulación erótica; sobre todo si ésta se realiza oralmente. Esas partes aumentan su sensibilidad durante la excitación sexual.
  • Hombros femeninos: La zona que rodea el hombro femenino tiene una capacidad erótica especial, muy sensible a las caricias.
  • Zona axilar: En la mujer, la cara interna del brazo (región superior) y las axilas, tienen un carácter erótico si se estimulan manualmente de forma suave. Hay que acariciarse con cuidado ya que el límite para que la fricción se convierta en cosquillas es muy pequeño. También es sensible la cara interior del antebrazo.
  • Cintura: Los costados de la cintura son sensibles a la excitación manual mediante una suave presión dinámica. Hay que ejercer presión sobre toda la zona, pasando la mano, y no sólo hacerlo sobre en un punto.
  • Articulación del codo: En la mujer, la parte interna de la articulación del codo puede despertar placer. Es una región poco sensible y excesivamente lenta de activar por lo que se recomienda frotarla combinando con el masaje de otra de una zona más sensible.
  • Manos y dedos: Tienen especial relevancia porque son el elemento para excitar a través de las caricias y de ser excitado mediante el tacto. En la mujer, la palma de la mano es muy sensible al estímulo erótico, pero en general también los dedos.
  • Cuello: En hombres y mujeres la parte de la nuca, justo donde nace el pelo, tiene un poder erótico delicado y vago, pero muy efectivo. El cuello es muy sensible a los besos, al mordisqueo y a la acción de la lengua.
  • Tetillas masculinas: Las tetillas masculinas escasamente se emplean en la excitación erótica por el desconocimiento que se tiene sobre su efectividad al momento de placer. Hay que aprender a estimularla.
  • Muslos: En el hombre y en la mujer son muy importantes en el juego erótico, aunque las partes más sensibles, difieren entre uno y tro. En el hombre, las partes más excitables mediante acción manual o por simple roce de cualquier parte del cuerpo son la interior y la superior. En la mujer, lo son la interior y la exterior.

Geniales caricaturas manipulando fotos

En lugar de usar lápiz y marcadores, el ilustrador Rodney Pike utiliza un proceso conocido como "foto manipulación" que usa herramientas de edición en fotos reales. A pesar de no ser dibujadas, las imágenes son increíbles, pues logran extraer pefectamente las exageraciones físicas de cada una de las personas retratadas.







La enfermedad mental de Donald Trrump

Un estudio identifica rasgos clínicos del trastorno narcisista en el presidente de los Estados Unidos: Trump muestra sentimientos de grandeza, necesidad de admiración y falta de empatía.

Sentimientos de grandeza, fantasías de belleza y amor ideales, empatía nula, excesiva necesidad de admiración… Un estudio publicado por la revista Behavioral Psychology /Psicología Conductual concluye que el presidente de los EEUU, Donald Trump, reúne todos los rasgos que definen un Trastorno de la Personalidad Narcisista (TPN). A través del análisis de sus intervenciones, conductas y comentarios, los rasgos que definen a este trastorno de la personalidad se ven claramente reflejados en el presidente.

No obstante, esta investigación no trata de realizar un diagnóstico clínico de la personalidad de Trump, "dado que esto conllevaría una entrevista clínica personal y otras pruebas", dice el autor del estudio, el catedrático del departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada, Vicente E. Caballo Manrique. Lo que sí es cierto es que permite dar una explicación a las acciones y declaraciones del presidente de los EEUU, y por otro lado, ofrecer una visión más cercana del TPN a través de los comportamientos de Trump, que son muy ilustrativos del trastorno.

¿Qué rasgos posee Donald Trump que le identifican con un Trastorno de la Personalidad Narcisista?

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, DSM-5, define el TPN como un patrón dominante de grandeza y prepotencia, de alguien que exagera sus logros y talentos y espera ser reconocido como superior. "No construirá un muro con México, construirá el muro más grande y más bonito que se haya visto, y nadie construye muros como Trump". indica Caballo.

Según los criterios diagnósticos del TPN, Trump también estaría expuesto a fantasías de éxito, poder, brillantez, belleza o amor ideal ilimitado. Algo que Caballo ha asociado a los términos grandilocuentes que incluye en sus intervenciones. Palabras como "tremendo", "impresionante", "fantástico", "maravilloso", "genio", "asombroso"o "especial" son ejemplo de ello. Además, Trump se cree especial y único y que solo pueden comprenderlo, o que solo debería relacionarse con otras personas especiales o de elevado status. Además, exige una admiración excesiva: "está obsesionado con su propia popularidad, medida por las encuestas, las valoraciones y las portadas de la revista Time".

Quizás uno de los rasgos más preocupantes del Trastorno de la Personalidad Narcisista es la falta de empatía, especialmente, en un presidente del gobierno: “los musulmanes no vendrán a este país si soy Presidente”. Trump es incapaz de reconocer o identificarse con los sentimientos y las necesidades de otras personas, muestra agresividad y utiliza mentiras frecuentes: "la abrumadora cantidad de crímenes violentos en nuestras principales ciudades es obra de negros e hispanos".

Tal como apunta Carballo, "es curioso que la prohibición a viajar a los Estados Unidos de los ciudadanos de varios países musulmanes, que Trump intentó implantar recientemente, no afectara a ninguno de los países donde tiene intereses comerciales. Es un ejemplo más de que confunde sus propios intereses con los de su país".

La psicología considera un trastorno de la personalidad como enfermedad mental cuando dicho trastorno es incapacitante para la persona que lo padece. No obstante, la Unidad de Psicología del Hospital Infanta Cristina de Badajoz opina que, para Trump, no solo no es incapacitante, sino que "le ha colocado donde está. Los narcisistas suelen ser muy seductores".