domingo, 8 de enero de 2017

Consejos para buscar (y encontrar) trabajo

Si está sin trabajo, siga estas simples recomendaciones.

Sus antecedentes
  • Es muy importante que haya mantenido un perfil ejemplar en Facebook y que jamás haya escrito nada censurable que pudiera ver un futuro empleador.
  • Para que lo descarten, basta con que alguien comparta información que tal vez usted no quiera compartir, que reenvíe un comentario suyo o que abuse de su confianza haciéndole creer que tiene privacidad en una red cerrada”, le dijo un asesor laboral a wsj.com.
  • También es esencial tener una dirección profesional de correo electrónico (a partir de ahora, “fanatico-decalabozos-y-dragones@email.com” es sólo para sus amigos).
  • Una vocera de LinkedIn declaró a wsj.com que una persona que busca trabajo con un perfil “100 por ciento completo” registrado en su sitio tiene 40 veces más probabilidades de “recibir oportunidades de empleo”.
Investigue bien
  • “Los entrevistadores contratan basándose en los errores que cometió la persona que antes ocupó el puesto”, comentó a Fortune Bill Byham, asesor de recursos humanos. Averigüe por qué se fue ese empleado (¿se retrasaba mucho en sus tareas, o decía incoherencias en las reuniones?). Luego mencione que le gusta entregar todo a tiempo.
  • Vaya preparado con argumentos de peso para obtener el puesto, dice Byham, e incluso con muestras de su trabajo. Quizás eso convenza al entrevistador.
Su voz y lenguaje corporal
  • El contacto visual, una sonrisa y un apretón de manos son tan importantes en la recepción como en la oficina del director general, le dijo Sharon Sayler —consultora y autora de libros sobre lenguaje corporal— a WalletPop, de AOL.
  • Si busca un puesto de servicio, “eleve” la voz y el mentón al final de cada frase, para parecer más amable.
  • Si es un puesto gerencial, use un “tono creíble de voz”, que tenga “una cadencia tranquila, casi monótona, y baje apenas el mentón”.
  • Siéntese derecho, y mantenga un contacto visual “frecuente, pero no constante”. No necesita intimidar a nadie. Es importante hacia dónde mira: manténgase en “la zona profesional”: del puente de la nariz a la parte alta de la frente.
Respuestas a preguntas comunes
  • “Hábleme de usted”. Vaya preparado con una buena historia, escribe Penelope Trunk, de la Red Interactiva de Negocios CBS: “Dígale lo que es importante para usted, [y] dígaselo de una manera que pueda recordar y transmitir a otros”.
  • Si fanfarronea, está frito. En una entrevista de trabajo es inútil inventar o adornar la verdad, señala Byham.
  • “¿Quiere hacerme alguna pregunta?” Con frecuencia, esta pregunta finaliza la charla, pero Trunk aconseja preguntar antes cómo debe ser el candidato ideal. Así podrá adaptar sus respuestas a ese perfil. Antes de irse, pregunte al entrevistador si tiene reservas acerca de usted.
Su sueldo
  • No mienta, pero sea reservado. No revele su sueldo actual hasta que sea necesario. Deje en blanco el espacio en la solicitud, o escriba: “Prefiero discutirlo en persona”, le dijo Jason Levin, de vault.com, a la revista Money.
  • Sea general la primera vez que le pregunten. Lee Miller, autor de libros sobre negociación salarial, dijo a Money: “Use la frase ‘mi compensación total’”. Así puede sumar a su sueldo los aumentos previstos, los bonos y demás prestaciones, sin exagerar. Lassiter aconseja mencionar todas estas cosas, y luego preguntar cuál es el paquete de compensación de esa empresa.
  • Sea específico cuando lo presionen. Si el entrevistador insiste en saber cuánto gana, dígaselo, aconseja Lassiter. Después, pregúntele qué sueldo y prestaciones tienen pensado dar a quien ocupe el puesto.


Publicar un comentario